Ir al contenido principal

Madre e Hija

Madre e Hija, Alcorcon 2012
Madre e Hija, Alcorcón 2012
Hoy os dejo una foto en blanco y negro que la he titula Madre e Hija. Ambas van de van de punta en blanco, dando un paseo por el parque. Agarradas de la mano, que es un gesto para mi magnífico, gesto de protección que el hijo/a  busca en su padre o madre.

Tienen el mismo estilo, casi idéntico paso, y me pregunto ¿cuanto?, o ¿como? ¿será la influencia de esta madre en su hija?.

Es interesante ver como en la gran mayoría de los casos, los hijos suelen heredar el comportamiento de sis padres, su forma de ser o su forma de expresarse.

Espero que os haya gustado la foto de hoy, y gracias como siempre por pasaros por aquí.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Buscando en el baúl de los recuerdos: de fachadas y edificios

Para mantener este blog en activo, esta tarde de domingo ando buscando en el baúl de los recuerdos de mi disco duro ciertas fotos olvidadas. Cual ha sido mi sorpresa que me he encontrado con fotos que no había procesado desde el 2015, si .... estamos en el 2018, 3 años en efecto,  3 años olvidadas casi para siempre en la carpeta de imágenes.


Como diría Eric Kim (recomiendo seguir su blog), no hay buenas o malas fotografías, sino solo diferentes interpretaciones y/o diferentes puntos de vista.

Consciente de las licencias que me puedo permitir siendo amateur, intento publicar todo lo que hago. Me gusta compartir mis fotos por hobby, esperanzado de recibir algún like, o simplemente feedback, bien positivo o negativo, que  siempre será bienvenido con una sonrisa:




Hoy os dejo una selección de esas fotografías olvidadas, la gran mayoría de edificios, de fachadas, alguna ventana también, y alguna textura. No suelo hacer fotos paisajistas de monumentos, en el pasado si las hice, pero ahor…

Quien espera, desespera

Este mes de septiembre ha sido un mes negro, un mes de espera, de ansiedad y desesperación. Y como bien dice el ya famoso refranero popular español: Quien espera, desespera.
Así ha sido mi septiembre, un mes en que las horas, los días y las semanas pasaban mientras yo esperaba recibir una llamada de teléfono, que no llegó hasta su ultima semana,  para comenzar otra etapa en esta fase de mi vida.
Es curioso las fases por las que he pasado durante este mes, primero esa fase de esperanza, en la que esperas comenzar con un tratamiento que haga que olvides estos meses ya vividos. Buscando un símil, pareces estar ante una nueva puerta, que anhelas pacientemente que se abra, con el objeto de afrontar un nuevo reto....
... pero a medida que pasa el tiempo, entras en la fase de desesperación... la puerta no se abre, y ahí estas mirándola constantemente por el rabillo del ojo, pero nada, no se abre... Y entonces llamas, una, dos, tres veces..., pero nadie te abre, siempre recibes la misma respu…