Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

mares que lugares

Mares, qué lugares Tan gratos para conversar No hay como el calor del amor en un mar.
Así podría ser la letra de Gabinete Caligari, simplemente con cambiar una letra, reconoceríamos que los mares, el mar, es en definitiva una pasada. 
Yo que suelo vivir en el secano de Madrid, me gusta ver el mar al menos dos o tres veces al año.
Siempre cuento lo mismo, y es que a mi el mar me carga las pilas. Solo con verlo y olerlo, no te digo ya si me doy un baño. Me embruja, me atrae, me atrapa, en definitiva es irresistible, y me da mucha energía. 
Dicho esto, os dejo a continuación algunas foticos que he capturado en este año, para deleite de aquellos tan raros como yo, que sueñan que en un futuro (esperemos que no sea muy lejano) podamos vivir en una ciudad con vistas al Mar...









Y como siempre, gracias por haber pasado por aqui

Esta casa es una ruina

Vuelvo a este olvidado blog, del que su autor tiene en la memoria, o más bien en su conciencia, y del que hace tres meses no ha querido saber nada. La desidia, maldita sea siempre, es la culpable... por pereza, por falta de contenido, por falta de interés... 
Hoy os dejo las imágenes de una casa en ruinas, de una casa abandonada, olvidada en el tiempo, y en donde también hay cierta belleza. La casa en cuestión está en el Valle de Iruelas; aquellos que me seguís, que dicho sea de paso, sois bastantes pocos, o los que accidentalmente lleguéis aquí, ya sabéis que es una de mis preferencias de fin de semana. 
Ojo, hay casas como estas que son alquiladas para retiro espiritual, o amoroso, a la orilla del Embalse de Burguillo, y que os animo a visitar.








Como siempre gracias por pasarte por aquí, y espero que hayas pasado un buen rato.