Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Acerca de ventanas, cuadrados y rectángulos

La vida esta llena de formas, de patrones, que vemos "sin observar", en cualquier lugar, en cualquier sitio, y a los que no prestamos la atención suficiente.
Sobre estas lineas una puerta de garaje llamativa, que parece ser la sonrisa de un robot. Esta imagen se queda grabada en nuestra mente solo durante el tiempo que la observamos, un segundo después ya no volvemos a prestarle atención, a no ser que alguien la inmortalice, y se le ocurra ponerla en un blog. 
Las ventanas también están compuestas de formas, de rectángulos y cuadrados, de diferentes texturas, de diferentes colores, a veces llamativas, otras más simples, multitud de ventanas, multitud de formas. Os dejo una selección de ellas,  esperando que sean de vuestro gusto. Como siempre gracias por visitar este modesto cutre blog.








Urban Landscape desde el Círculo de Bellas Artes

Hace unas semanas quede con mi amigo Angel para disparar unas fotos desde la azotea del Círculo de Bellas Artes. Para los que no lo sepan, el Círculo de Bellas Artes tiene una azotea que se puede visitar, por un módico precio de 3 €, y de la que tenemos unas vistas espectaculares de Madrid. 
Además hay bar, de forma que podéis disfrutar de un café desde las alturas... o también de un gin tonic, eso ya depende del gusto de cada uno. 😉
El día amaneció con un cielo azul intenso, pero a medida que se acercaba el mediodía, el tiempo empezó a empeorar, y temí quedarme sin la jornada fotográfica, pero al final el tiempo nos dio un poco de cuartelillo, aunque eso sí, frío pasamos un rato, y mas a esas alturas.
La experiencia fotográfica fue bastante agradable, y como primera toma de contacto fue más que satisfactoria, pero tengo la sensación que prefiero patear la calle a las alturas. En cualquier caso, muy aconsejable que visitéis la azotea del Círculo de Bellas Artes, aunque sea para toma…

Fotografía de paisaje en la Sierra de la Paramera

En una de las escapadas por Ávila, una mañana subí a la Sierra de la Paramera, en la parte que linda con El Barraco. La mañana era fría, a las 8  el coche marcaba -2C, y estuve a punto de darme la vuelta.
No sé si fue precisamente por el frío, o por qué, pero fue una mañana extraña. Son de estos días que sales con unas ideas ya prefijadas de lo que quieres fotografiar, pero nada te sale bien, y te marchas a casa con una sensación de haber perdido el tiempo.
A veces es mejor no llevar planes, o ideas preconcebidas de lo que vas a fotografiar, porque si la inspiración te falla, te vienes con ese sabor amargo de boca.
No obstante, he podido sacar algunas fotos que me parecen dignas de compartir, así que espero vuestro veredicto, y como siempre, ya sabéis que cualquier comentario será bienvenido.